Visor de contenido web Visor de contenido web

INFORMACIÓN GENERAL

El Ibias es un valle de escasa altitud orlado en todo su perímetro de altas sierras de entre 1000 y 1800 metros de altitud denominadas "Chaos".  Esa orografía da lugar a una peculiar climatología que permite hablar de un microclima de corte mediterráneo. Ibias es el Sol de Asturias, veranos particularmente secos permiten el desarrollo de una flora ausente en el resto de la región, entre la que destacan especialmente: el fresno de hoja estrecha (Fraxinus angustifolia), el alcornoque (Quercus suber) o el pino de flor blanca (Cytisus multiflorus). A la vez se han dado cultivos tan poco frecuentes en Asturias como el tabaco o la vid.

Desde el punto de vista natural no pueden dejar de destacarse la riqueza cinegética (jabalí, corzo y venado, principalmente) y la abundancia piscícola. Atraídos por la generosidad truchera del Ibias, a su virginal cauce acuden de marzo a agosto pescadores de toda la región.

 

Una parte del municipio pertenece al Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias, que es uno de los principales refugios del oso pardo cantábrico, y que alberga otras especies en peligro de extinción, así como magníficos bosques, de los que cabe citar en territorio ibiense los de Valdebueyes (conocido localmente como Valdebóis o Valdebuéis), Sisterna / Astierna, o los de Llanelo y Villarmeirín. Mencionar además que Valdebueyes está incluido también dentro de la Reserva Natural Integral de Muniellos, que es el robledal más extenso de los que se conservan en estado puro en Europa occidental, y uno de los estandartes de la naturaleza asturiana.

 

 

Pero si hay algo verdaderamente que no se puede perder en la visita al concejo de Ibias son sus pueblos. Cada uno con su encanto y peculiaridades como pueden ser las mamposterías de piedra, las pérgolas, hórreos, paneras, fuentes e Iglesias.